Soltando los dedos -perdón-



Se siente raro. Hace tiempo que no recibía comentarios escritos y públicos con respecto a mis entradas; lo aprecio C. También aclaro que es en lo referente a la parte pública también porque con respecto a porque no soy escritor recibí comentarios muy buenos y profundos de Mater.

Hoy descubrí una nueva razón por la cual viene bien escribir: soltar la lengua, o bueno, los dedos en este caso. Desde hace tiempo me había percatado que en el momento en el que yo pretendo escribir me tengo que sentir cómodo, tengo que estar en un ambiente que me guste, tengo que tener suficiente luz y además debo lograr llegar al punto de poder soltar mis ideas pero sin llegar a sufrir verborrea y simplemente yuxtaponer palabras sin sentido alguno (me ha pasado). Entonces pues, en estos días que tanto tengo que escribir para la academia, he percibido que si como preámbulo a mis ensayos escribo una entrada en mi blog, para el momento en el que llego a la redacción “intelectual”, mis dedos y neuronas se encuentran en el estado justo para poder redactar.

Entonces pues, les tengo que pedir una disculpa a los que me leen. En primera instancia porque les tocan esas primeras líneas que poco de profundidad tienen (a veces) y en segunda porque abuso de su tiempo con sentimientos indiferentes (me ha pasado).

1 comments:

Ceci said...

Me gusta más este diseño, el de fondo negro me lastimaba la vista.