Zaratustra

Zoroaster se preguntaba ¿quién estableció el curso del sol y de las estrellas? ¿Quién alimenta y riega las plantas? ¿Quién construyó la luz y la obscuridad? (Yasna 44, 4-6). Yo me encuentro actualmente recostado a la sombra de un árbol, terminado de comer, con la brizna que sopla desde un lago a mi costado en donde se sumergen y nadan peces dorados, gansos, patos y algún pavorreal asoma su plumaje en el escenario. En tales parajes bucólicos uno no puede sino invocar a la filosofía y sabiduría que cada uno de nosotros posee en su interior.

Hace dos días V. y yo recorrimos la ciudad de los palacios de noche. El escenario es harto diverso de lo que uno puede ver por el día, cuando brilla el sol. Los actores que habitan en dicho tales parajes son: pelones, sucios, mancos y urgidos de dinero. Algún drogo o borracho por aquella esquina, la puta que nunca falta ofreciendo sus servicios para tener qué comer. Fuimos primero a Tlatelolco en donde infringimos la norma al introducirnos, sin que las autoridades percataran nuestra presencia, a la plaza de las tres culturas. Ahí sucedieron un par de fotos. Después, nos dirigimos a la Villa por la Calazada de Guadalupe en donde nos encontramos con un indigente que dormía entre dos cajeros automáticos de Bancomer. Después fuimos a un semáforo entre circuito interior y Reforma en donde entrevistamos a dos chavos de las calles. Jorge y Daniel tienen entre 14 y 16 años y habitan en las calles desde hace más o menos cuatro años. V. les regaló su chamarra y su bufanda, después pensamos en tomarles una foto. Resulta que las mafias cuidan de dichos chavales y a nosotros nos vieron feo cuando nos miraron demasiado tiempo con ellos. Entonces, llegó una camioneta con otros dos chavales que nos observaron hasta que vieron que nos retirábamos.

La verdad es que me cuesta problema concentrarme cuando hay tanta belleza natural a mi alrededor. ¿No es acaso irónico el describir la terrible vida de algunos mientras otros disfrutamos de las bondades de ella?

2 comments:

Izza said...

Espero q cuando escribiste "...tanta belleza natural a mi alrededor..." te hayas referido a nosotras...jaja

... said...

Ni qué decirlo mi lindura...